¿ÁFRICA EXISTE? LLEGÓ A LOS JÓVENES

¿ÁFRICA EXISTE? LLEGÓ AL INSTITUTO

EL VIERNES PASADO NUESTRO PROYECTO DE SENSIBILIZACIÓN LLEGÓ AL PRIMER INSTITUTO DE TRES CANTOS…


¿ÁFRICA EXISTE? Llegó con fuerza a los institutos de Tres Cantos para trabajar en la sensibilización de los jóvenes Tricantinos y es que no hay otro modo si queremos abrazar África y ser un país coherente respecto a derechos de los más vulnerables.
La realidad es que el color les hace aún mas vulnerables y llamativos que otros colectivos por estar asociado a un continente pobre en dinero, aunque rico en recursos, alegría o capacidad de disfrutar la vida y eso es lo que también queremos dar a conocer.

Comenzamos con una presentación y la verdad es que empezamos con algo de ruido motivado por unas hormonas a flor de piel que no paraban de invitar a la comunicación entre ellos, pero fue empezar a transmitir la realidad de los jóvenes de su edad y se hizo un silencio sepulcral producto de descubrir una realidad completamente nueva para ellos y con una atención poco normal para sus edades, según sus profesores pudimos hablar con entusiasmo de África y sus gentes. Todo eran ojos abiertos cuando comenzó a hablar Bertrand de Camerún y acogido en la Misión Emmanuel.

Cuando Bertrand habló de su familia y de lo cotidiano en áfrica los rostros de los estudiantes eran de asombro por averiguar cuanta responsabilidad tiene un joven de su misma edad en África y les interrogaba bastante pero fue increíble poder ver como esta juventud está ávida de nuevos conocimientos y de nuevas realidades para cambiarla.
Los jóvenes no entendían como un pueblo tan castigado puede mantener tanta alegría y como los países desarrollados podemos tener unas leyes tan injustas con unas personas que solo buscan ayudar a sus familias o tener una oportunidad para poder hacerlo.

Pronto llegó el turno de preguntas que recayeron sobre Bertrand  como un monstruo de las galletas hambriento de conocer los porqués de una realidad tan distinta a la suya. Entramos en una dinámica interactiva donde una pregunta llevaba a la otra fácilmente hasta el final tras mas de una hora y media, pero podriamos haber continuado y por esolos estudiantes visitarán nuestra Misión aproximamente para conocer in situ esta realizada tan cercana y tan lejana hasta ahora para ellos. Los acogidos en la Misión Emmanuel se sienten con una gran responsabilidad a la hora de dar a conocer su realidad y aunque alguno no está muy acostumbrado todos quieren colaboran en la sensiblización de otros jóvenes que ya los mirar con familiaridad.

No se puede amar lo que no se conoce.
.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *