post

CONOCE LA “MISIÓN EMMANUEL”

CONOCE NUESTRA MISIÓN

Conoce nuestra Misión gracias a la buena gente de treceTV que se aproximó a nuestra casa de acogida pata dar a conocer nuestro testimonio y el de los acogidos en la Misión, aunque falta mucha gente que no se aparecen o aparecen poco en el video pero que están al servicio de la acogida cercana de la Mision Emmanuel, basada en la confianza y la promoción de la autogestión de los propios acogidos. 

No solo queremos ser testimonio de que es posible acoger, sino de que la acogida es una gran oportunidad y tanto creemos en ello que nos ponemos a disposición de quien se quiera aprovechar de nuestra experiencia para ello.

 

 

 

 

 

 

 

post

CONCIERTO BENÉFICO “ABRAZA ÁFRICA” X DJ SINGA

COMIENZA EL AÑO DISFRUTANDO SOLIDARIAMENTE

No te pierdas nuestro concierto benéfico a favor de ABRAZA ÁFRICA x DJ SINGA con toda la fuerza, ritmo y alegría Africanas.

EL DÍA 2 DE FEBRERO DEL 2018 A LAS 19:30H.

EN LA CASA DE LA CULTURA “ADOLFO SUAREZ” DE TRES CANTOS. (Frente al Ayto. De Tres Cantos).

Un concierto de música africana moderna  pero con espíritu, en beneficio de la Asociación “ABRAZA ÁFRICA” x “DJ SINGA” un artista polifacético Africano que destaca por sus temas con poderoso ritmo y mensaje, que nos transportará a una realidad difícil como la que el vivió y viven millones de personas desplazadas por guerras, hambre e injusticia. Pero siempre cargadas de esperanza y alegría que solo África tiene.

Consigue tu entrada haciendo un ingreso en esta cuenta: concepto

Concierto + tu nombre completo ES56 2038 2493 43 6000510832.

SI NO PUEDES ASISTIR PUEDES COLABORAR CONCEPTO “FILA 0”

Y te la entregaremos en taquilla desde e las 18:30H o las puedes comprar desde esta misma hora en las taquillas del teatro del centro cultural “Adolfo Suarez” de Tres Cantos.

O puedes ayudar con la fila cero en el mismo número de cuenta.

Mil gracias.

 

MIL GRACIAS POR AYUDARNOS

post

MBUYU & ABRAZA ÁFRICA. ENSEÑANDO SOLIDARIDAD

MBUYU & ABRAZA ÁFRICA UNIDOS POR LA CULTURA AFRICANA Y LA SOLIDARIDAD

Para ello unimos fuerzas en la distribución del cuento infantil ilustrado Mbuyu y el Baobab Africano.

La sensibilizazión sobre la realidad africana en España es una de nuestras prioridades, sobre todo en la nuevas generaciones, desde el principio para que África y su realidad no les sean extrañas y cuando vean su color , vean también una persona como ellos, con mas cosas en común que diferencias . Realizamos visitas y somos visitados en la “Misión Emmanuel” por colegios, institutos y otras organizaciones relacionadas con la población juvenil e infantil para que el futuro sea de todos, plural y lleno de colores que enriquecen nuestra sociedad y que ofrezca las mismas oportunidades a todos, algo que hoy no pasa.

Desde hoy los niños pueden enriquecerse con un cuento maravilloso y lleno de color, donde aprenderán también a ser mas solidarios y abiertos, en definitiva….Mas felices.

Mbuyu y el Baobab Africano es un cuento infantil ilustrado escrito en español, inglés y suajili. Todo ello en el mismo álbum ¡para que leas las aventuras de Mbuyu en el idioma que prefieras! Ésta es una edición con  cubierta de tapa dura,  32 páginas  a todo color en formato de 21 x 21 cm e ilustraciones a doble página. ¡Te va a encantar!

Este cuento ha generado un proyecto cultural solidario a través del cual queremos hacer llegar esta bonita historia a muchas niñas y niños de diferentes parte del mundo. En este sentido,colaboran con el proyecto diversas organizaciones que trabajan en África, con colectivos de afrodescendientes o vinculados a proyectos de infancia y/o educación para ampliar la diversidad de referentes existentes en la literatura infantil.

Por eso a través de la web puedes comprar ejemplares del cuento o donarlo a alguna de estas organizaciones colaboradoras. ¡Contribuye a que las aventuras de Mbuyu lleguen muy lejos!

Además, por cada afrocuento comprado o donado ¡se donará 1€ a la organización que elijas! Y por cada 10 afrocuentos comprados ¡donaremos nosotros un ejemplar! Sólo a través de la visibilización de la diversidad seremos capaces de alcanzar una sociedad inclusiva y respetuosa.

 

El resto de los beneficios ayudará a la Asociación Mbuyu a poner en marcha diferentes proyectos con el objetivo de construir una sociedad más justa y equitativa.

Queremos que Mbuyu viaje por el mundo entero.

Ya te puedes adquirir solidaridad pinchando aquí: https://asociacionmbuyu.org/comprar-o-donar/

 

post

¿LA EMOCIÓN DE UN ALCALDE O EL CORAZÓN DE UN HERMANO?

DURANTE LA VISITA A LA MISIÓN EMMANUEL  DE NUESTRO ALCALDE DE TRES CANTOS,  DON JESÚS MORENO, EL PASADO VIERNES 1 DE DICIEMBRE 2107, junto con la concejal de asuntos sociales Doñas Carmen Posadas y la técnico de inmigración Patricia Sánchez, pasaron cosas que yo diría traspasan la oficialidad de la visita, dando un carisma humano y de cercanía muy poco usuales en el mundo de la política.

 

 

Me gustaría remitirme al principio para que todo el mundo comprenda la trascendencia del resultado de esta visita tan vital para nosotros. Al empezar ya hace algunos años nuestra misión de servicio con Abraza África, siempre te piensas que será complicado, pero confías en que en el trabajo por la justicia el Señor siempre te tenderá la mano, lo que no sabes es a través de quién te ofrecerá esa mano. Como misioneros católicos, te esperas que te ayuden “los tuyos” y así fue, pero “los tuyos” no son siempre los que esperas. Así que nos fuimos dando golpe tras golpe, caída tras caída. Cada traumatismo dolía mas que el anterior… Lo único que nos sostenía era la oración. No nos podíamos permitir un paso atrás pues de nuestra Fe dependían los diez acogidos, la esperanza de sus familias en África, los hermanos que acompañábamos de forma externa y el testimonio de una nueva forma de hacer misión.

Llamamos a muchas puertas, puertas que suponíamos siempre abiertas a la misericordia,  como dice nuestro amado Papa Francisco, pero pudimos comprobar en nuestras carnes la dureza del clericalismo, incluso desde el propio laico y el dolor de una lanza en el costado por nuestra propia gente. Entonces nos preguntamos ¿Quién es nuestra gente?….¿No son aquellos que se han parado en su camino para recogernos? Si , son estos hermanos que van colaborando en el reino de Dios a través de nuestra pequeña misión y fue entonces cuando abrimos las puertas al Espíritu y este nos guió a la proximidad y a salir a los cruces de caminos a proclamar la justicia.

Tras muchos problemas de todo tipo, aprovechamos hasta nuestro último cartucho y uno de ellos era pedir ayuda a nuestro Alcalde. La verdad no esperábamos, mucho….Ya sabéis, “políticos”, pero antes de ir me puse en oración y como buen optimista que soy fui con ganas. Nos recibieron pronto y de una forma muy cordial. Me lancé a explicar nuestros problemas, pero no lo hice muy bien, menos mal que mi mujer estaba allí. Pero mientras ella hablaba, yo observaba y pude ver a la persona y no al político. Jesús escuchaba con mucha atención lo que Lola decía, vi a una persona con ganas de ayudar. Vi en sus ojos un sentimiento, que no había visto en otros políticos. Nosotros solo podíamos buscarle problemas pero el cada vez estaba más interesado en todo el meollo que teníamos, no se porqué algo me hizo confiar en el. De repente dijo que nos iba a ayudar en esto y lo otro, nos explicó como y que debimos hacer nosotros. Allí también estaba Carmenen Posadas mas firme que el alcalde, pero sin dejar de escucharnos y proponernos salidas a los problemas. Luego pude conocerla y ver que esa firmeza es solo un rasgo externo. Al poco tiempo vimos los frutos de esta reunión y la cercanía del alcalde. Desde entonces no veo a un político, veo solo a una persona con muchas ganas de ayudar y de amar y ser amado como todos. No podía creer que el que parecía mas cercano a nosotros, se iba alejando y aquel que por prejuicios nuestros estaba lejos, ahora era en quien podíamos confiar.

Pasó algún tiempo hasta que Jesús y compañía pudo visitarnos. Todos lo estábamos esperando y los acogidos mucho más, pues algunos ya lo conocían y sabían lo mucho que había hecho por ellos. La visita, no fue una visita…..Fue un fiesta llena de agradecimos y cariño hacia estas personas que les visitaban y se ofrecían a ayudarlos aún mas desde el conocimiento de su realidad diaria. Jesús se interesó por todo y todo es todo, lo que se hacia en la casa de acogida, hasta quiso saber como vivíamos los que acogemos etc… Concretizó muy bien como nos iba a ayudar. Luego todos pasamos a la capilla donde habló con todos los acogidos y los voluntarios. escuchaba con atención o mas bien con asombro las historias de cada uno. Aunque el ya sabia algo no esperaba esto y yo veía que se iba emocionando cada vez más. Al final hable yo y le recordé nuestra primera reunión y lo importante que fue para todos…. Jesús ya no podía con la emoción, ya iba a dar sus frutos fisiológicos (lagrimas), cuando me cortó y me dijo que no hablase más. El no esperaba esa acogida, pero el africano en eso es especialista, en el calor de la acogida. Comimos comida africana y la despedida no fue nada triste porque sabemos que el está siempre cercano.

Ahora empiezo a entender muchas cosas y por que Jesús comía con todos, El veía la lo que hay detrás que cada persona y es eso lo que quiere de nosotros, que no juzguemos, que veamos el interior, lo que realmente somos, no lo que hacemos, o nuestro rol en la sociedad, porque en lo profundo todos somos muy especiales, pero todos necesitamos la misma gasolina….El AMOR en mayúsculas.

Luego en las redes pudimos leer que esa emoción de nuestro alcalde fue algo muy muy especial para el, tanto que le ha llevado a decir algo que nunca antes había dicho de otra organización: “En los 10 años que llevo como concejal y alcalde ha sido la primera visita en la que me he emocionado, he conocido a personas que aparentemente no tienen nada, pero si, tienen lo más grande, un gran corazón. GRACIAS por vuestro trabajo. seguiremos colaborando”.

Mil gracias Jesús, Carmen y Patricia por ser como sois.

Gracias siempre a DIOS

 

 

 

 

post

ECUENTRO DE ADVIENTO “NO HAY SITIO”

“NO HAY SITIO”…
Es el nombre del próximo retiro de Adviento en la Misión Emmanuel de Abraza África.
PREPARARTE PARA “ACOGER” A CRISTO EN NAVIDAD….y siempre.
Reserva tu plaza YA.


(+info en el cartel y en la web)
acogida.emmanuel@gmail.com
www.abrazaafrica.com

Comienza el Adviento, dijo el sacerdote a los que participábamos en la Eucaristía dominical. Lo repitió hasta tres veces, pero no conseguí entender qué era eso del tiempo de Adviento. Debía ser algo importante porque la gente estaba atenta y porque se anunciaron mogollón de actividades y celebraciones para ese tiempo. Dicen que en muchas ocasiones los jóvenes no entendemos algo y pasamos de preguntar, total -decimos- ¡qué más da! Pero el anuncio de aquel tiempo de Adviento me dejó intrigado y a la salida de misa le pregunté al sacerdote que si me podía explicar qué era eso del Adviento y de su tiempo.
Él, amablemente, me dijo: ¿Has colaborado alguna vez con otros para celebrar un acontecimiento importante? ¿Has ayudado alguna vez en casa para que todo estuviera listo cuando llegaran los invitados?
El Adviento es preparación: preparación de un camino, preparación de una venida, preparación de un encuentro siempre nuevo.
Después me dijo: ¿Has deseado alguna vez que se cure de su enfermedad alguien a quien quieres mucho? ¿Has deseado alguna vez que pase el tiempo rápidamente para poder ver a ese amigo tuyo que viene a verte después de tanto tiempo?
El Adviento es deseo: deseo profundo y verdadero de que algo (Alguien) llegue, de que algo pase. El Adviento es esperar contra toda esperanza.
Y añadió: ¿Has hecho algo últimamente por cambiar aquello que no funciona en tu vida? ¿Has probado a convertir lo feo que hay dentro de ti en posibilidades para crecer?
El Adviento es conversión: conversión de ideas, de palabras de hechos; conversión de aquello que me impide ver más allá de lo que se ve; conversión de aquello que no hace ni me hace plenamente feliz, conversión de todo lo que me deshumaniza y esclaviza.
Por último, me dijo: ¿Has conocido últimamente nuevas personas? ¿Has acogido lo que son, lo que viven, lo que sienten? ¿Has experimentado alguna vez lo bien que se siente uno cuando es acogido por los demás sin más?
El Adviento es ACOGIDA de la Vida con mayúsculas, de todo lo que Dios quiere regalarnos, de todo cuanto se esconde en el misterio del amor verdadero: gratuito, incondicional y servicial.

(De Oscar Alonso, Ciudad Ronda)

post

UNA CANCIÓN HECHA MISIÓN

Hace ya algunos años que conocemos a Cristian o también llamado DJ JSinga, a el y a su familia con su mujer y cuatro preciosos hijos. También conocemos su larga historia de transformación y búsqueda, desde África (Nigeria) hasta Singapur y finalmente España.

Muchos son los que piensan que como Cristo se hizo hombre y habitó entre nosotros, debemos de aceptar el mundo tal y como es, con sus leyes, normas y decretos por muy injustos que estos sean, otros pensamos que si Dios quisiera eso no nos habría dicho trabajar por mi Reino y tomar el camino estrecho, ni habría dejado el Espíritu Santo que nos guía en el acompañamiento de todo el que busca su amor, incluso del que no lo busca.

Ante el odio y la persecución por ser cristianos muchos están llegando y Cristian es un ejemplo y su canción un llamamiento a todos para trabajar por el Reino. El llamaniento a Dios y al hermano de un inmigrante como muchísimos que llegan y luchan día a día con su propia frustración, pero que ha buscado en Dios su refugio y ha hecho causa común con el resto de compañeros y con los que les acompañamos en el camino angosto de la inclusión.

Esta es la letra:

Gracias, Señor, gracias, Señor. Tú me bendices, has bendecido mi carrera ya que desde el primer día eres el mismo Dios, nunca te veo cambiar Señor. Baba nunca cambias. Yo te cantaré aleluya. Te alabaré toda mi vida porque eres Dios inmutable. Él es el hombre poderoso en la batalla (x3) mi Dios o nunca cambias. (4)Mi proveedor de almas. Me salvas en tiempo de angustia. Cuando el mundo piensa que es imposible para mí hacerlo en la vida. pero nunca saben que eres el único control de mi vida. Recuerdo mis problemas pero muéstrame tu Salvador usted lucha toda mi lucha y la gana. Mi vida es buena ahora porque recuerdo la forma en que me salvas por eso quiero darte todos mis elogios. Nos deja darle todo el honor Él es el rey de los reyes. El hombre poderoso en la batalla. Desde el primer día eres el mismo dios, nunca te veo cambiar Señor. Mi querido señor, nunca cambias. Mi querido señor, nunca cambias. Solo Quiero decir gracias por el Baba. Solo quiero decir gracias por el Baba.

El vídeo de la canción está realizado en la Misión Emmanuel (Abraza África), nuestra casa de acogida y en nuestra querida Parroquia Santa María Madre de Dios de Tres Cantos (agradecemos a nuestros sacerdotes el haber colaborado y habernos abierto las puertas de la Parroquia para filmar este vídeo),

Esperamos que os guste.

PARA VER EL VÍDEO PINCHA AQUÍ:  https://youtu.be/v8pcsS-siMA

 

post

ACOGIDO ENTRE INMIGRANTES

Soy Leo.
Soy cura del Instituto Español de Misiones Extranjeras.
Soy en Zimbabue desde el 26 de julio de 2015.
Soy, más en concreto, en Binga.

El padre Leo quiere compartir contigo su expereriencia como acogido en la Misión Emmanuel:

La misión es cuestión de CAFE

Estando en mis primeras vacaciones en España he tenido la suerte de pasar unos días en Misión Emmanuel, una casa de acogida para inmigrantes en Tres Cantos, Madrid. Aquí he compartido vida, fe, tiempo, risas, preocupaciones, ilusiones, decepciones, proyectos… con Dani, Lola, sus cinco hijos y otros “hijos adoptivos” procedentes de Camerún y de Nigeria.

Para Dani y Lola, Misión Emmanuel es un proyecto que nace de su experiencia de fe, que se sostiene en Dios y que apunta, en definitiva, más allá de lo que nuestros sentidos pueden captar tejas abajo. ¿Cómo ser un rostro amigo para aquel que cubre miles de kilómetros, arriesgando su vida, hasta llegar a Occidente? ¿Cómo ser capaces de acompañar personas y procesos que necesitan tiempo? ¿Cómo exigir a la vez que ser condescendientes cuando, en ocasiones, más que un encuentro hay un encontronazo cultural? Y así podríamos hacernos muchas preguntas.

img_1215-e1503179829597.jpg

Parte del grupo de inmigrantes de Misión Emmanuel, junto a Dani, uno de sus responsables. ¿Cómo hacer de Misión Emmanuel un espacio de amistad donde compartir vida?

Misión Emmanuel es un gran desafío para los creyentes y no puedo por menos que recordar cuál es la misión que yo también tengo en Zimbabue. Da igual que sea en España, Zimbabue, Japón o Indonesia, la misión tiene unas claves que son irrenunciables, lo cual no quita que, según las circunstancias, se potencien más unos aspectos u otros. Me gustaría señalar lo que para mí son fundamentos de la misión eclesial, independientemente de dónde se den. Por supuesto, no es un elenco a nivel teológico, incluso puede que no sean los más importantes o que falten otros de más envergadura; solamente se trata de algunas intuiciones de las que estoy cada vez más convencido a nivel vital. Estas claves se pueden resumir diciendo que la misión es cuestión de CAFE. Sí, tan “fácil” como eso, CAFE.

La misión es cuestión de CAFE. C de COMUNIDAD

Comentaba hace poco Lola en el blog http://www.abrazaafrica.com que “la comunidad es la forma en que los cristianos hacen presente y vivo a Jesús resucitado”. Y es verdad, sin comunidad, sin Iglesia, no hay fe. La fe ha de ser en comunidad o no es, o le falta una pata demasiado importante. Y así, hablando con Dani y Lola, veíamos la importancia de que Misión Emmanuel fuera un proyecto comunitario; que no basta sólo con que una familia cristiana, o la institución que sea, quieran acoger, sino que ha de ser toda la comunidad eclesial, o al menos un grupo significativo, la que haga suyo esta misión.

Y la misma perspectiva he percibido yo al venir de vacaciones a España: mi trabajo en Zimbabue es, básicamente, algo “mío”: mis negritos, mis trabajos, mis proyectos… Muchos cristianos no sienten suya la misión, sino que ésta recae en alguien que es más o menos ajeno a la diócesis, porque no está trabajando físicamente en Salamanca. O, en cualquiera de los casos, hay alguien que está en no sé qué parte del mundo que ya se encarga. Pero así nos pasa siempre con otras muchas cosas: alguien será quien apoye la asociación del barrio, quien se implique en política, quien se encargue de denunciar esta injustica… Siempre hay alguien que lo hará. Éste es nuestro problema, que no queremos que los problemas de los demás nos toquen; cada cual que se saque las castañas del fuego.

Pero somos comunidad, somos Iglesia, y da igual que sean laicos, obispos, monjes o Perico el de los palotes. Todos, como comunidad, somos responsables de qué se hace con los inmigrantes en nuestro país o de qué manera se implican las diócesis de origen, como Salamanca, y de destino, la de Hwange donde estoy, a la hora de ser testigo del Señor en Zimbabue.

La misión es cuestión de CAFE. A de ACOGIDA

En Misión Emmanuel, con todas las limitaciones que pueda tener, como toda organización humana, hay algo que se cuida mucho, la acogida, el sentirse en familia, el tener las puertas abiertas para recibir al que sea, independientemente de lo que busque. Tiempo habrá de discernir, de valorar, de ver cómo hacer camino. Ésta es una de las cualidades de las que pueden disfrutar los inmigrantes que están allí viviendo. Se les acoge con todo lo que son, con sus proyectos e ilusiones, así como con sus frustraciones y tristezas… Se valora sus personas, se les exige, se les confronta… Se trata de hacer una “familia”, una casa común y no un centro sin más que sólo cubre necesidades materiales.

Lo mismo sucede con la misión entre los tongas (o los que sean). Estamos llamados a acogerles en todo lo que son, con sus grandezas y miserias como personas. Esto ha de ser la misión, un lugar de acogida, de oferta gratuita de amistad, de fraternidad, de fe, hasta donde uno sea capaz o Dios le dé a entender, sabiendo que no podemos esperar que nos devuelvan de la misma manera, incluso sabiendo que no nos devolverán nada en otras ocasiones…

Creo que menudo nuestra Iglesia se ha olvidado de esta gran tarea que es la acogida, es decir, la de tender puentes, la de crear espacios de entrada y salida libres para todo el mundo, sin exigir, sino simplemente dar calor y mostrar la cercanía que hemos de tener por todo lo que sea humano. No sé, a modo de ejemplo, y salvando las honrosas excepciones que también las hay, estoy pensando en el Camino de Santiago y las oportunidades que pierde la Iglesia por no ofrecer una acogida cristiana a lo largo de este itinerario. Y lo mismo que digo de la Iglesia se puede decir de la sociedad occidental en la que vivimos: si no acoge al diferente, al extranjero, al pobre… crea rechazo o, casi lo que es peor, indiferencia. Y surgen la exclusión, los guetos, los corazones heridos, la sed de venganza…; en fin, lo que ya sabemos.

Uno de los residentes de Misión Emmanuel con la hija pequeña de Dani y Lola. Está claro que la acogida mutua es una de las claves para la convivencia.

La misión es cuestión de CAFE. F de FRESCURA

Una fe las cosas que ha de caracterizar al Evangelio y su puesta en práctica es la frescura, es decir, que huela a novedoso, a diferente… El amor ha de ser siempre creativo y nuevo. Y creo, sinceramente, que Misión Emmanuel rezuma frescura evangélica, en tanto que en su manera de acoger al inmigrante está muy presente el estilo de Jesús, desde la cordialidad y cercanía, y no tanto, aunque sean también necesarios, los programas y la planificación.

También ha de ser así la misión, creo yo. Hemos de ser testigos de que otra manera de entender el mundo y las relaciones es posible. Es el escándalo de romper barreras y esquemas ya hechos en la pastoral; es el ir más allá y adentrarnos en terrenos que no conocemos, aunque fracasemos; es el ofrecer signos proféticos, aunque pequeños y torpes en muchas ocasiones, que muestren otra Iglesia y otra sociedad.

Muy a menudo pensamos que sólo podemos cambiar al mundo con grandes presupuestos y grandes acciones. Y obviamente, el dinero es necesario y son precisas políticas sociales y económicas de gran alcance… Sería iluso pensar lo contrario. Pero se nos olvida que para cambiar un mundo globalizado tenemos que empezar por nuestro entorno más cercano y actuar localmente. Aquí es donde entran esos gestos que están al alcance de todos los que soñamos un mundo más justo y fraterno para todos. Una sonrisa en un mundo donde todo se compra y se vende; un tiempo para escuchar a los demás en una sociedad donde vamos tan corriendo siempre; un sentarme a la mesa con alguien que piensa diferente que yo, para intercambiar un diálogo y corazones, buscar la verdad y ponernos en la piel del otro en un mundo donde el colectivismo reina por doquier… Me parece a mí que estos son sencillos gestos, signos frescos que están casi por estrenar y que nos ayudarían mucho a la hora de transformar nuestro mundo y ser misioneros allí donde nos encontremos.

 

La misión es cuestión de CAFE. E de ESTAR

Muy de la mano de la acogida va el estar. Los días que pasé en Misión Emmanuel fueron mucho de estar, solamente estar, por si acaso surge el diálogo, la ocasión, el encuentro, la sonrisa…Velando por que todo vaya bien o, al menos, lo mejor posible. El hacer también estaba ahí, pero ocupaba menos tiempo; y si se trataba de hacer, siempre con ellos, con los emigrantes, nunca para ellos. O juntos, o nada.

Y lo mismo sucede cuando uno está en un país “típicamente de misión”, como Zimbabue; te das cuenta de la importancia del estar, del estar, del estar… A veces desde la impotencia por no poder cambiar las cosas, o por no conocer bien su cultura y las puertas de acceso a esos corazones… Y desarrollas la paciencia, la sonrisa, el estar callado, el hacer camino aunque te sientas inútil o no veas por dónde tiene que ir la cosa… pero estar.

Y creo que en nuestra Iglesia de Occidente y en nuestra cultura, tan llena de realidades que van y vienen, nos falta mucho de estar. Siempre pendientes de programas, acciones, eficacia… del hacer, en definitiva -que es necesario, ojo-, y hacer para, sin implicar a los demás, a veces, a cualquier precio o/y de cualquier manera, cuando a lo mejor tenemos que pararnos más, esperar, acompañar, crear lazos… No sé, se me ocurre.

En fin, yo lo tengo claro, otra cosa es que lo logre o no, pero para mí la misión es cuestión de CAFE.

https://mwapona.com/2017/08/21/la-mision-es-cuestion-de-cafe/

 

post

MISIÓN Y COMUNIDAD

Experiencia de vida en comunidad
La comunidad es la forma en que los cristianos hacen presente y vivo a Jesús resucitado.
Soy Lola y vivo en misión Emmanuel junto con mi marido Daniel y mis hijos, hace unos días estuvo con nosotros en casa un hermano misionero llamado Leo que acabó formando parte de nuestra vida y de nuestra comunidad de acogida.

¦

Continue reading

post

ANÍMATE A ACOGER

DentroDentro de nuestro proyecto de sensibilización ¿ÁFRICA EXISTE? Además de trabajar sobre la realidad del inmigrante, sus derechos y su cultura, también animamos a la acogida.

La acogida puede ser o tomar distintos grados de implicación, desde la colaboración de forma puntual o la asistencia en cualquier necesidad, sea legal, formativa, economica de salud, hasta llegar a una acoguida física, mediante pisos o casa preparadas mas o menos para el efecto. Desde la acogida de urgencia a la integral.

SIGNO DE LOS TIEMPOS: Todos conocemos las grandes migraciones que se han producido producido desde que el mundo es mundo y que este fenómeno ha aumentado por la globalización, los conflictos y el hambre. Esto requiere una respuesta que ayude a verlo con naturalidad, sin miedo e incluso como una oportunidad. Pero no nos queremos quedar ahí y delegar en el estado, ni en organizaciones que realizan una importante labor pero que es sobrepasada por una realidad para la cual no se han preparado.

LA ANIMACIÓN A LA ACOGIDA por parte de todos es una oportunidad para crecer en todos los ambitos, no solo una responsabilidad, que lo es ya que todos somos igual de responsables de todos nuestros hermanos.

TODOS PUEDEN ACOGER, todos pueden participar. Desde el voluntariado, sino tenemos un lugar adecuado, o desde la acogida en una habitación que nos pueda sobrar y compatir con el acogido el resto de la casa. También y a otro nivel desde una organización que disponga que quiera implicarse en la acogida.

Una vez de dido a acoger, ABRAZA ÁFRICA nuestra organización puede ayudar en la formación del interesado,antes y durante el acogimiento.

ACOMPAÑAR a quien acoge es fundamental, pues es fácil caer en errores como el paternalismo. El desgaste en la acogida puede ser muy fuerte si no sabemos como realizala o no tenemos un apoyo de una comunidad o de alguna organización.

NOS PONEMOS HA DISPOSICIÓN de quien quiera colaborar en dar una oportunidad a tantos que no tienen un lugar. Pero le discernimiento es importante para saber a lo que nos enfrentamos y pensarlo bien antes de dar este paso, pues aunque acoger es lo mejor quenos puede pasar, tambien es una gran responsabilidad.

Animamos a través de nuestro proyecto a que otros se animen o por lo menos facilitar en algo la acogida de tantos que se acercan para darnos la oportunidad también a nosotros de conpatir la vida. Una vida compartida en mas vida.

 

Aquí vemos como los acogidos en Abraza África animan a la acogida a través de sus experiencias. (Asamblea de fraternidades Marianistas).