CREER, ES DAR SIN TENER

Tras muchísimas novedades vuelvo a tener algo de tiempo para escribir.  No sé por donde comenzar.

Empiezo por decir que ya somos una ONG llamada “Abraza África” y que nuestra “misión Emmanuel” es uno de sus proyectos al que se suman “África Existe” un proyecto de sensibilización en colaboración con otras organizaciones  y el nuevo proyecto de “Echando Raíces”que busca el desarrollo y la integración de los acogidos gracias a la agricultura ecológica. Este último proyecto lo dirigen un grupo de personas muy majas de Tres Cantos con lo que ayuda a integrarnos en la sociedad Tricantina dando la oportunidad a quien lo desee de conocer nuestra misión.
Hablando de Misión…Una misión que aunque esté mal decirlo está dando sus frutos, que no son solo que los acogidos tienen una oportunidad o que los emancipados ya estén trabajando con normalidad, pagando sus impuestos, colaborando con esta sociedad. Lo importante no es esto, lo importante es que esto es posible, que cualquiera con algo de Fe puede internarlo. Nos gusta pensar que es un proyecto “Imitable” como dice mi querido Luis Guitarra. Pero seguro me diréis que no todos pueden, que no tenemos tiempo ni dinero ni infraestructuras. Yo os digo que todo el que quiera desarrollar un proyecto de acogida o de otro tipo y no lo haga por estos motivos, que lo intente, que busque la fe y se rodee de gente de Fe. A veces la gente de Fe no son los que esperamos y que la ayuda no llegan por los senderos que imaginamos pero al final llega. Solo necesitamos Fe y un objetivo que invite a ella, hay muchos y el Espíritu de Dios inspira a a cada uno según sus dones.
No es fácil, no esperéis que todo salga como queríais, solo hace falta que nos pongamos a trabajar por causa del Evangelio para que “el enemigo” comience también a trabajar inspirando a quien puede, incluso a nosotros mismos, aumentando nuestro ego haciéndonos creer importantes o con razón.
Os aseguro que todos caeréis y muchos no se levantarán de ese gran agujero sin fondo llamado”Yo”, pero Dios siempre nos pone un camino  alternativo y se entregó por todos, a nadie dejará olvidado sea como sea el agujero de oscuro o de profundo. Más os digo que si yo puedo que soy avanzado en la imperfección, cualquiera de vosotros podrá hacerlo mejor.
Hemos cometido muchos fallos y nos lo han hecho saber incluso antes de cometerlos, incluso sin cometerlos y esto ayuda a la humildad aunque yo ni aún así soy humilde.
No hay nada mejor para crearse tensiones que tener altas pretensiones, pero en lo único que se nos deja ser ambicioso a los cristianos es en el amor. Para nosotros ese amor se traduce en nuestros hermanos y se agudiza en los hermanos africanos eso nos llevó a dar el salto al vacío en la acogida del pueblo africano inmigrante. Pero ¿Como?, no teníamos lugar, ni dinero ni ayuda ni apoyo de nuestros hermanos, pero teníamos lo importante , las ganas y la Fe. Poco a poco fuimos caminando junto con el africano y fuimos aprendiendo mientras trabajábamos. Muchas puertas se cerraron quizás por nuestra inmediatez o por la sensación de inseguridad que produce un matrimonio que se dedica a esto de la acogida en vez de a lo que espera la gente en general: Solo a sus hijos, sus hobbys o una vida acomodada pensando que eso es lo mejor. Otros se sentían juzgados o violentados al recordarles el Evangelio etc… De todas estas experiencias de rechazo hemos aprendido buenas lecciones, que sumadas a nuestro mal hacer, nos han hecho pasar por caminos muy angostos, pero siempre transitables gracias a Dios.
 Lo peor es recibir palos de aquellos que esperas ánimos o aliento, como tus hermanos de comunidad y otras personas de Iglesia, una iglesia en la que siguen enraizados muchas malas costumbres que la precipitan a un cambio radical por que yo no puedo creer que fracase. Amo Nuestra Santa Madre Iglesia, pero no solo a los que tienen cargos remunerados o responsabilidades oficiales por que esa es una Iglesia muy pequeña, aunque muchos solo vean esa iglesia.
Dios es Grande y su Iglesia también, grande en las familias, en los individuos, en cada grupo que se reúne en Su Nombre y son los Cristianos anónimos o de a píe quién salvará la iglesia, con la ayuda de algunos que forman su organigrama oficial y que verán la importante labor que tienen en estimular estas iniciativas del cristiano, ayudando a coordinarlas con las de otros. ¡ Que gran labor tenéis en coordinarnos y alentarnos!! En vez de ser vosotros los que queráis manejarlo todo y controlarlo todo haciendo de la misericordia una profesión en vez de virtud del alma.
Ahora seguimos teniendo muchos problemas pero reconocemos que nos sentimos muy amados por muchos y eso es nuestra fuerza que nos ayuda y Dios en medio de ella.
Nos queda mucho aún o no… Pero somos felices en este camino de servicio y… “Caminante no hay camino se hace camino al andar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *