EL FENOMENO EMMANUEL

Alguien podría decir que Emmanuel es un Fenómeno inusual y raro en lo días que corren, donde la mayoría corre para alcanzar sus propios fines según su situación, estudiantes en su formación, trabajadores en su trabajo, cada persona trabajando con sus propios ideales (políticos, confesionales o, su propio YO) aderezado con un sin fin de actividades que persiguen….”Pasarlo Bien”, sin más…Pero así la vida pasa sin más.

El fenómeno Emmanuel no es más que la apuesta que nos trajo “Un tal Jesús“ compartiendo el pan en comunidad sin dejar a nadie fuera, sin juzgar a nadie, pero sin dejar de mostrar la verdad (muchos se sentirán juzgados) e invitando al cambio dirigido hacia el servicio mediante la liberación propia y ajena.

Liberarse es compartir el Pan: En los hechos de los apóstoles, se relata la experiencia de la primera comunidad cristiana, que une la celebración de la fracción del pan a sus compromisos de comunión hasta la con división de los bienes: «Todos se reunían asiduamente para escuchar la enseñanza de Jesús y participar en la vida común, en la fracción del pan y en las oraciones (…) Todos se mantenían unidos y ponían lo suyo en común: vendían sus propiedades y sus bienes, y distribuían el dinero entre ellos, según las necesidades de cada uno. Íntimamente unidos.

No solo somos una comunidad de diecisiete personas que viven juntos y viven una experiencia juntos, con los voluntarios y colaboradores, o una familia de siete personas que acogen a diez personas de origen subsahariano y tienen varios proyectos para su integración. NO.

 

 

 

 

 

 

 

El fenómeno Emmanuel es una experiencia científica que corrobora que hay un bien mayor a nosotros mismos que solo espera a ser aplicado para hacer posible  la liberación  de nuestra cárcel del “YO” para encontrar la verdadera felicidad que no depende del dinero o del éxito profesional o material…, Y que además es aplicable allí donde se quiera sin importar los recursos iniciales y podemos decir esto porque no somos los primeros ni seremos los últimos en empezar sin nada la búsqueda del bien mayor.

SOLO ES NECESARIO UN POCO DE FE COMO UN GRANO DE MOSTAZA PARA QUE TODO FLOREZCA.

TRABAJAMOS JUNTOS POR LA JUZTICIA Y EL BIEN MAYOR NOS DA TODO LO QUE NECESITAMOS Y MUCHO MAS….

El bien mayor está en todos y en todo es aplicable así que lo hacemos con los que llaman últimos y los ponemos primeros y dan conferencias donde muestran su camino hasta llegar a ellos en las actividades “ÁFRICA EXISTE??”

Dando charlas en Colegios, institutos, en exposiciones o encuentros multitudinarios para ayudarnos a abrir nuestros corazones y crecer en el amor al hermano extranjero.

Justicia es tratar a todos como iguales y proporcionar oportunidades a los que no la tienen, pero justicia también es dar una oportunidad a todos de acoger a el bien mayor sin juzgarles por su confesión o ideal político, así que para el bien mayor no existen límites para quien lo quiera acoger, los limites se encuentran en nuestra cabezota.

Partir el pan es partirnos también nosotros abriéndonos a lo nuevo y a las nuevas formas de llegar a todos a través de los medios de comunicación, porque la Luz no está hecha para ser clandestina y el pan se levanta en la Eucaristía y aquí también para que todos vean que es posible crear de la nada.

Creamos una asociación que se llama “ABRAZA AFRICA” para poder hacer nuestro trabajo en el mundo, pero por nada más porque nuestra estructura solo se basa en el amor que nos tenemos y por eso hacemos lo que hacemos.

Y comenzamos a trabajar por “LA CASA COMÚN ” en nuestro proyecto “ECHANDO RAÍCES” porque trabajar por el bien mayor es integral e inseparable del sustrato donde vive, así que la comunidad donde se parte el pan creció y se sumaron muchos a nuestra comunidad y esta comunidad ya no vivía en nuestra casa pero ES COMUNIDAD PORQUE TRABAJAMOS JUNTOS POR EL BIEN MAYOR  y no existe comunidad si no es así.

Así que ya vamos par la quinta “Jornada Hortelana” y hemos realizado un “BIOTROPIA” trabajando todos juntos también en la integración de los hermanos Africanos que ven en estas jornadas momentos de compartir el pan y compartir la vida en crecimiento mutuo.

Así que el FENOMENO EMMANUEL es la puesta en práctica de un bien mayor, pero no confundáis que nosotros no abrimos ningún camino, ni inventamos nada, pues este camino está abierto para todo el que quiera internarse en el aunque no es atractivo para el mundo porque es necesario mucho trabajo, mucho esfuerzo y mucha fe en el bien mayor. Pero como es un método científico ya comprobado en nuestra experiencia y con el resultado a la vista de todos (acogidos ya independientes, acogedores en crecimiento y mucha felicidad por medio) solo puedo pediros que confiéis un poquito en el bien común y no os dejéis engañar por el mundo que os vende una moto muy cara, tan cara como limitar la vida en el YO Y LO MÍO….

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El mundo os limitará con creer solo en lo que podéis tocar, comprar o vender y su éxito de marca. El mundo os limitará con la ley y una justicia capada por su propia incapacidad, os limitará con lo que en teoría debéis hacer o con los ritmos que debéis tomar, pero nunca impedirá que el bien mayor tome forma en vosotros para liberaros de todo lo que os impone el mundo.

CONFIAR.

Daniel Almagro.

http://mercedariastrescantos.es/abraza-africa/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *