post

La misión Emmanuel en Religión Digital.org (07/04/2019)

Cuando la fiscalía de menores declaró mayores a Culie (casi 15 años) y Hassan (16 años) con la nefasta e imprecisa prueba de los huesos, fue la Comunidad de la Misión Emmanuel la que con brazos abiertos los recibió y acogió. Situada en Tres Cantos, esta comunidad cristiana está compuesta por tres laicos (Ana Fresno, Lola Díaz y Daniel Almagro) y un acompañante (Pedro Jesús).

La Comunidad Emmanuel está situada en la madrileña localidad de Tres Cantos. Se han convertido en un gran referente de humanidad y coraje que acoge a subsaharianos. Allí les ayudan no sólo a superar sus heridas, sino a darles una formación y una mínima calidad de vida. Allí todos en comunidad trabajan, unos en el huerto, otros en el corral, otros en la  limpieza, otros son los encargados de preparar la comida… en la Misión Emmanuele cada uno tiene su función en la comunidad.

Inspirados en santos como Don Bosco, San Juan de Dios o Daniel Comboni, e incluso diría que en personajes históricos como Oskar Schindler, en la Misión Emmanuel salvan a cuantos muchachos subsaharianos pueden de un mal futuro en las calles.

Las palabras del evangelio que les inspiran son:

“Entonces el Rey dirá a los que tenga a su derecha: “Vengan, benditos de mi Padre, y reciban en herencia el Reino que les fue preparado desde el comienzo del mundo, porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; estaba de paso, y me alojaron; desnudo, y me vistieron; enfermo, y me visitaron; preso, y me vinieron a ver”. Los justos le responderán: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; sediento, y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos de paso, y te alojamos; desnudo, y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o preso, y fuimos a verte?”. Y el Rey les responderá: “Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”. ;Mateo 25: 36-40

MISIÓN EMMANUEL - ABRAZA ÁFRICA

Aunque la inspiración de la misma es fundamentalmente cristiana, muchos de los acogidos son musulmanes. No se trata que ellos asuman el cristianismo, se trata de sacar lo mejor de la Fe cristiana e islámica y ponerlo en comunidad, como el trabajo diario de cada uno. La comunidad funciona porque cada uno pone lo mejor de ellos mismos al servicio de la comunidad. Lo que implica una responsabilidad no sólo por parte de quien acoge, sino del acogido. Respeto mutuo hasta en la religión.

Pero la Misión Emmanuel es también un proyecto que trabaja a largo plazo con estos inmigrantes, como ya dije curando heridas, pero también pensando en su futuro y apostando por su integración y formación hasta que llegue su futuro de regularización.

Fuente: https://www.religiondigital.org/columna_social/mision-Emmanuel_7_2110658914.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *